Se encontraba internado desde entonces en el hospital Elbio Rivero de Maldonado, con graves lesiones provocadas por una puñalada que recibió en el pecho, por un sujeto que estaría identificado pero que por faltas de pruebas contundentes sigue en libertad.

La mañana de este martes, un hombre que caminaba entre las paradas 17 y 18 de la Playa Brava de Punta del Este, fue encontrado caído y con graves lesiones en su rostro, cerca de donde existen restos de un barco hundido. Asistido y trasladado a un centro de salud, se confirmó que en realidad presentaba un disparo en el rostro.

En varios casos, las víctimas fueron amenazadas con armas blancas o de fuego, aunque en otros, los atracadores las tomaron a golpes para hacerse de sus efectos.

La presencia policial en el lugar, estuvo motivada porque una aglomeración de personas estaba interrumpiendo el tránsito frente al Teatro de Verano Cayetano Silva y a un conocido boliche de la rambla. Se reportó que hubo un efectivo lesionado y que una joven denunció el roce por rebote de una munición no letal disparada por la Policía.

Captura de video de los hechos denunciadosVarios testigos de lo ocurrido la última madrugada, radicaron o radicarían denuncia contra los efectivos actuantes, en tanto la Jefatura de Policía no emitió información alguna sobre los motivos del procedimiento que, se entiende no tuvo justificación.

El hecho ocurrió este jueves y la víctima fue un hombre de unos 70 años domiciliado en el barrio Odizzio de Maldonado. En los últimos días, se habría producido al menos un intento de estafa similar que no prosperó por las sospechas de las potenciales víctimas.

El hecho ocurrió la madrugada del lunes último cuando la víctima se desplazaba a pie por Ruta 10, en Playa Grande. No sabe quien le disparó ni desde donde.

Salvo en uno de los casos ocurridos en San Carlos, donde fue rapiñado un comercio, el resto fueron ataques a transeúntes que se desplazaban por distintas zonas de San Carlos, Maldonado y La Barra.

Las armas, chalecos antibalas y otros efectos incautados al peligroso delincuente.El detenido cuenta con múltiples antecedentes en nuestro país por la autoría de delitos muy graves, y casi 11 años atrás protagonizó uno de los hechos policiales más recordados en la historia policial de Maldonado, cuando se fugó, secuestró a una familia y la tuvo privada de libertad durante varias horas antes de ser atrapado en El Pinar.

Ni los abogados defensores ni la Fiscal de la causa brindaron declaraciones tras la instancia cumplida esta mañana en Maldonado, pero no se descarta que sean citados a la brevedad y algunos puedan ser formalizados probablemente por más de un delito. El objetivo del silencio es bajarle la alta exposición pública al caso.

Ocurrió el lunes último en horas de la noche por causas que se desconocen. Un disparo impactó en una pared y otro agujereó el vidrio de un ventanal.

El caso se está sustanciando en la Fiscalía de 2° Turno donde este martes se tomará declaración al joven de 18 años que, según denunció su padre, fue golpeado, atropellado con un cuatriciclo y amenazado de muerte durante un incidente la noche del sábado último. Los acusados, lo harán el miércoles.

Ambos hechos de violencia ocurrieron en horas de la mañana del sábado último y fueron cometidos por solitarios individuos, uno de los cuales actuó esgrimiendo un arma blanca.

El hecho ocurrió en las primeras horas de la noche del sábado 5 de febrero en el barrio Pinares de Maldonado, donde la familia de la víctima se encuentra alquilando. Los agresores y denunciados -cinco hombres de unos 30 años-, también alquilan una propiedad lindera.

Bomberos lograron sofocar las llamas mientras vecinos, empleados y clientes trabajaron denodadamente en el retiro de todo lo que pudieron del interior de las instalaciones para evitar pérdidas mayores. Había estallado en la madrugada y luego de ser sofocado se reavivó a mediodía.