Uno ocurrió a media mañana del domingo y demandó el trabajo de dotaciones de bomberos de Piriápolis y Pan de Azúcar, y otro de una dotación del destacamento de Maldonado. Aunque en ambos hubo pérdidas materiales totales, no se reportaron personas heridas o afectadas.

La identidad no ha sido revelada así como tampoco las causas de muerte, aunque todo indica que fue por causas naturales y no provocadas por tercero.

Poco antes de la hora 11.00 de este miércoles 5 de junio, la policía fue alertada sobre el fallecimiento de una beba de solamente 4 meses, que vivía en una finca de calle Arazá casi Ñandubay, en el barrio Iporá de Maldonado, hacia donde concurrió inmediatamente un móvil policial.

(ÚLTIMA INFORMACIÓN - H. 8.40) Ocurrió poco antes de la hora 23.00 de este lunes por razones que se investigan. Personal de una emergencia médica móvil convocada al lugar, constató el deceso de un hombre que presentaba un balazo en el pecho. Pocas horas más tarde, otro homre fue ultimado de un balazo en el pecho en Sauce de Portezuelo.

Un joven, ex alumno del centro educativo, ingresó a las instalaciones y protagonizó un incidente con funcionarios y otros jóvenes. Durante el mismo, le perforó la campera a un alumno, presuntamente con algún objeto punzante. El hecho fue denunciado y el protagonista detenido poco después por la policía.

En este lugar fue apuñalado un hombre poco antes del mediodía de este domingo.Este domingo poco antes de mediodía un hombre fue apuñalado en una parada de ómnibus cerca de la terminal, en la madrugada un joven fue baleado durante una pelea en el exterior de un bar, y el viernes último en las primeras hora de la noche, otro joven fue herido de arma blanca en el barrio Asturias.

Ocurrió en el entorno de la hora 18.30 en una casa de un complejo ubicado al Norte de la ciudad de Maldonado. La víctima -cuya identidad no se conoce-, fue trasladada con vida al hospital de Maldonado pero poco más tarde dejó de existir.

Por esa ventana ingresó una bala "perdida" en un apartamento del barrio Inve de Maldonado, donde la dueña de casa resultó herida.Una mujer en el barrio Inve de Maldonado, un hombre en La Capuera y otro en Pan de Azúcar, han resultado heridos en el marco de distintas balaceras que se están produciendo desde hace varios días, principalmente en barrios de la capital departamental.

Ocurrió poco después de la hora 6.00 de este sábado 25 de mayo, a la altura de avenida Wilson Ferreira Aldunate y calle Marco de los Reyes, al Norte del centro de la ciudad de Maldonado.

El auto de Gabriela Chiribao, escenario del salvaje ataque.El hecho, inusual por sus características, ocurrió días atrás y a plena luz del día en cercanías del asentamiento y barrio Presidente Kennedy. Sus atacantes actuaron a cara descubierta, la golpearon, la lastimaron y rasgaron sus prendas, pero además la robaron. La policía trabaja incansablemente para identificar y dar con los responsables.

Este jueves proseguirá la búsqueda por tierra y mar, en una zona que un vidente dice “verla”, en cercanías de la terminal del Este de Ancap. Por el momento solo se encontró una mochila con documentos y su teléfono celular y posteriormente un calzado deportivo.

Hubo pérdidas totales a pesar de la rápida intervención de una dotación de Bomberos, aunque afortunadamente no hay que lamentar personas lesionadas o afectadas por el fuego o el humo.

El hecho de sangre cobró la vida de una mujer de 53 años y dejó en grave estado al victimario, un hombre de 57 años. Sobre la pareja recaían medidas cautelares con prohibición de acercamiento, que regían desde hacía pocas horas.

Según su novia y denunciante del ataque, habían ido a una finca del barrio Maldonado Nuevo a comprar un can. En esa propiedad, la policía incautó una escopeta y una pistola aunque no se reveló si hubo indicios de que alguna de las armas haya sido utilizada.

La policía trabaja en el más absoluto hermetismo, y no ha brindado datos sobre el posible móvil del homicidio, que armas se utilizaron y si la víctima fue ultimada donde apareció el cuerpo o ya muerta fue llevada a ese lugar en un carro tirado por una moto.