Tiene 36 años y no solo robó dinero y mercadería sin importarle la activación del sistema de alarmas, sino que quedó claramente registrado en las cámaras de video vigilancia.

El procedimiento, que incluyó allanamientos en Aiguá y San Carlos y la detención de tres hombres y dos mujeres, fue llevado adelante por Investigaciones de la Zona Operacional 3. Por el momento hay un solo condenado, pero dos siguen a disposición judicial y otros dos están emplazados.

Se trata de otro individuo, de 39 años, poseedor de innumerables antecedentes penales que durante varias jornadas casi consecutivas, intentó robar un bir rodado, hurtó otra y además una serie de efectos de una casa de familia. Por otro caso, un sujeto fue formalizado por segunda vez en dos semanas, aunque ahora como medida cautelar fue enviado tras las rejas.

La pena impuesta por la Justicia para los dos es del pago de una multa en unidades reajustables. Fueron imputados por un delito continuado de amenazas.

El hecho ocurrió el domingo 20 de marzo, según el hombre que resultó herido, a raíz de un intento de hurto de una moto ocurrido anteriormente.

Tony Ezequiel Ledesma Pereyra, está en prisión preventiva mientras se cierra la investigación en torno a el asesinato que habría cometido.El ahora imputado, ya había sido intervenido por la Policía e indagado, aunque por falta de pruebas había quedado en libertad. Se trata de un joven de 26 años con varios antecedentes penales, el último por una tentativa de rapiña muy especialmente agravada.

El imputado es poseedor de 10 antecedentes penales, varios por los delitos de violencia doméstica y desacato, y además hurto. Había sido enviado a la cárcel por última vez el 12 de abril del año pasado por el plazo de 10 meses, por lo cual hace muy poco tiempo recuperó la libertad.

Una joven de 24 años fue detenida y llevada ante la justicia en el marco de la operación “Tornado” llevada a cabo en el mes de febrero, por la cual dos personas ya están formalizadas y se tapió una finca que era utilizada para la comercialización de drogas en el citado barrio fernandino.

Larrosa Santos y Escudero Hernández, se marchaban con una camioneta robada, pero fueron sorprendidos por una patrulla policial.Dos sujetos, uno de los cuales hace muy poco tiempo recuperó la libertad tras ser imputado por tres delitos de hurto y uno de violación de domicilio en julio de 2020, cayeron en manos de la Policía cuando empujaban una camioneta que acababan de robar. Ambos fueron formalizados y cumplen prisión preventiva.

Están vinculados a la incautación de más de un kilo de cocaína el 28 de enero en la Ruta Interbalnearia, frente a La Capuera, tras el cual un delincuente de Pan de Azúcar poseedor de otros diez antecedentes penales marchó a la cárcel.

El sujeto tiene varios antecedentes desde el año 2018, todos vinculados al robo de motos en distintas zonas de Punta del Este y Maldonado. Ahora lo enviaron 7 meses y medio a la cárcel.

Días atrás la dueña de un apartamento de un edificio de calle Patagonia, en el barrio Aidy Grill de Punta del Este, se vio sorprendida cuando al ingresar encontró a un desconocido que estaba durmiendo plácidamente en un sillón del living, por lo cual rápidamente llamó a la Policía.

Fue durante un procedimiento llevado adelante por efectivos de la Guardia Republicana en calles del barrio Maldonado Nuevo. Los intervenidos fueron formalizados y cumplen prisión preventiva por algo mas de un mes.

Se trata de un joven de 24 años que había quedado requerido el año pasado, tras la operación “Dyson” de la Brigada Departamental Antidrogas, realizada en los primeros días de noviembre en el asentamiento Los Eucaliptos. Le imputaron 7 delitos y lo condenaron a 5 años de penitenciaría.

El sujeto tiene 39 años y esta vez fue condenado por una serie de robos perpetrados en una misma finca de Ruta 39. Cuenta con una gran cantidad de antecedentes por robos de todo tipo, cometidos siempre en la ciudad de San Carlos y su entorno, donde vive.