Javier Sciuto y Fernando Ferriera se presentaron este miércoles en la sede Penal de 4° Turno, desde donde se había librado hace poco menos de dos semanas una orden de detención por desacato. Ambos imputados no se presentaron a una audiencia fijada para el 6 de octubre.

Se trata de un joven de 25 años detenido la mañana del martes último junto a otros dos individuos, aunque estos últimos recuperaron la libertad. Fueron quienes señalaron al primero como responsable del arma encontrada.

El hecho se produjo la noche del domingo último en la rambla Artigas de Punta del Este. El ahora imputado, amenazó a la mujer y quiso impedir que retomara la marcha, tras lo cual le propinó un fuerte golpe al automóvil.

La detención se produjo en momentos que efectivos de la Brigada Departamental Antidrogas había obtenido una orden para allanar su casa.

El primero de ellos fue enviado a la cárcel y es poseedor de otros varios antecedentes penales, en tanto el segundo deberá cumplir medidas sustitutivas a la prisión durante 8 meses.

Habían sido notificados en octubre del año pasado, en enero, marzo y agosto de este año y terminaron ante la Justicia, porque continuaron realizando fiestas no autorizados en un local de la ciudad de Maldonado.

El hecho de violencia ocurrió en la pequeña localidad de Gregorio Aznárez. El imputado ya contaba con antecedentes por violencia doméstica a lesiones personales, del año 2019.

El Juez Penal de 4° Turno de Maldonado, Diego González Camejo, declaró en rebeldía y emitió orden de detención para Javier Sciuto y Fernando Ferreira, luego de que este miércoles no se presentaran a una audiencia judicial, tras la formalización de la que fueron objeto el 24 de abril, como presuntos autores de un delito de desacato.

Fue resultado de un trabajo de investigación que realizaban policías de la Zona Operacional 3, a partir de datos sobre el funcionamiento de una boca de venta de drogas en un barrio del Sur de la ciudad.

Dos individuos de 46 y 30 años, fueron condenados a distintas penas tras una denuncia anónima dando cuenta del funcionamiento de una boca de venta de drogas de Pan de Azúcar, a pocas cuadras de donde el 12 de diciembre del año pasado, fue ultimado a balazos Maximiliano Nicolás Bonifacio Rodríguez, de 33 años.

En horas de la tarde del sábado último, fue denunciado ante la Policía un hurto de varillas de hierro de una obra en construcción ubicada sobre calle Felicidad, en el barrio San Gabriel, al Norte de la capital departamental.

Michel Alejandro Sosa Acuña no pudo quedarse con el equipo que hurtó pero igualmente terminó tras las rejas.Michel Alejandro Sosa Acuña no pudo quedarse con el equipo que hurtó pero igualmente terminó tras las rejas.El ladrón terminó condenado a dos meses de prisión efectiva en tanto el equipo fue recuperado porque lo dejó abandonado cerca del lugar. Otros dos hombres también fueron condenados por su responsabilidad en distintos ilícitos.

El sujeto dijo haber actuado bajo los efectos de las drogas. La discusión durante la cual ultimó a golpes en la cabeza a su pareja de 19 años, habría sido precisamente porque le solicitó dinero para seguir consumiendo aquella noche madrugada del 18 de septiembre.

Como lo informara MaldonadoNoticias, de los cuatro intervenidos dos eran menores de edad y fueron entregados a sus mayores responsables, en tanto que de los dos mayores que permanecieron detenidos, uno solo quedó a disposición judicial y terminó formalizado.

Arnold Didier Laenen, en una de las detenciones en Paysandú. (Foto: El Telégrado | Paysandú)Arnold Didier Laenen, en una de las detenciones en Paysandú. (Foto: El Telégrado | Paysandú)El hecho ocurrió el 10 de septiembre en un local comercial de La Barra y fue aclarado rápidamente, aunque recién en los últimos días el responsable fue ubicado y detenido por la Policía.