Se trata de un individuo de 50 años poseedor de varios antecedentes por delitos vinculados a las drogas que, recién en diciembre terminaría de pagar la pena por una imputación del año 2019. Ahora estaba al frente de una boca de venta en Punta del Este, a pocos metros del liceo.

Tiene 40 años y está imputado por un hurto cometido el sábado 8 de octubre en un supermercado de ese balneario, y por otro perpetrado al día siguiente en una finca ubicada a pocas cuadras del comercio mencionado.

Como ya se informara, tras el show de la banda argentina en el estadio Domingo Burgueño Miguel el sábado 8 de octubre, varias personas resultaron detenidas por distintas causas, 8 de ellas en la zona de la terminal de ómnibus donde se encontraban pernoctando y generando desordenes.

Durante la intervención policial fueron detenidos dos hombres, uno de ellos portando una cuchilla, y la mujer que, en la comisaría agredió violentamente a una Policía.

Richard Eduardo Lerena y Ernesto Nahuel Falero, volvieron a robar sin ir demasiado lejos.Ambos se domicilian en La Capuera, y uno de ellos sistemáticamente en los últimos años ha cometido robos a distintas propiedades de esa misma zona. Dejaron huellas por todas partes, lo que permitió a la Policía ubicarlos y detenerlos rápidamente.

La víctima fue despojada de un monedero que llevaba en sus manos. Los autores fueron atrapados por un particular que alertado del hecho salió tras sus pasos por calle Pedro Loustane.

En el primer caso, el imputado es un individuo poseedor de múltiples antecedentes penales por robos de todo tipo. En el otro, se trata de un hombre que vendió un vehículo roto, aceptó luego arreglarlo por su cuenta, pero nunca más se lo devolvió a quien se lo había comprado.

Durante el operativo policial denominado “Creep”, fueron incautadas drogas, un arma y otros efectos, y se detuvo a cuatro personas aunque finalmente solo un hombre de 52 años y una joven de 20 resultaron condenados y remitidos a la cárcel.

Arias Maciel y Rivero Abreu, intervenidos por la Policía con una cantidad de droga que se consideró no era para consumo personal.Fueron detenidos durante un operativo que se realizaba a comienzos de esta semana en calles del barrio Cerro Pelado de Maldonado. Al ser revisados llevaban distintas cantidades de clorhidrato de cocaína.

El individuo de 31 años y poseedor de dos antecedentes penales por el mismo delito (lesiones personales), estará ahora 7 meses en la cárcel.

El hecho ocurrió el 22 de septiembre en un comercio de avenida España, en la ciudad de Maldonado. Las cámaras de video vigilancia del propio local, revelaron quien había sido el responsable, el que fue detenido en la zona de La Capuera.

Se trata de un vendedor y arrendador de coches que desde el año 2016 recibía distintas sumas de dinero sin cumplir luego con la entrega de los vehículos alquilados o que había vendido. En algún caso, ante el reclamo de las víctimas llegó a amenazarlas.

Ocurrió la madrugada del domingo último aunque la Policía logró detenerlos posteriormente en el centro de Maldonado. Uno de ellos contaba con otros antecedentes penales.

El violento episodio ocurrió meses atrás en una finca de balneario Buenos Aires. En los últimos días, el violento individuo fue condenado por dos delitos y condenado a una pena combinada de 18 meses que incluye los primeros 6 de prisión efectiva.

Los dos casos fueron sustanciados en los juzgados especializados de la ciudad de San Carlos. Ocurrieron en la ciudad de Maldonado y en balneario Playa Hermosa.