El sujeto tiene 35 años y está acusado de haber ingresado la madrugada del viernes a una casa de San Carlos, donde mediante amenazas con un arma blanca le llevó una cartera a la moradora conteniendo distintos efectos personales.

Había sido detenido el 23 de junio del año pasado y formalizado dos días después, tras un amplio operativo realizado en el entorno de su casa y las de familiares en el barrio Rodríguez Barrios de San Carlos. Durante sucesivas instancias, Fiscalía pidió la prórroga de la prisión preventiva hasta que en esta jornada tuvo lugar la instancia condenatoria.

El documento fue suscripto la tarde de este jueves con la presencia de autoridades de la Intendencia de Maldonado, del Poder Judicial, del Municipio de San Carlos y del Club Oriental, institución que arrendará sus instalaciones para el funcionamiento a partir del año próximo, de las primeras sedes en la materia del interior del país.

Se trata de un sujeto que a lo largo de los años ha protagonizado violentos incidentes incluso con personas lesionadas y policías amenazados. Es la primera vez que la Justicia dispone que sea internado en un hospital especializado para evaluarlo en forma urgente.

El fulminante procedimiento fue realizado el domingo 20 en la zona del predio ferial de la ciudad de Maldonado, donde tras la fachada de un kiosco, funcionaba un centro de comercialización de drogas. Se encontró cocaína y marihuana, y fueron detenidas 10 personas.

Las maniobras fueron detectadas en Canelones en 2020 y comprendían la venta de licencias de conducir apócrifas con el logo de la Intendencia de Maldonado, y libretas originales de la Intendencia de Treinta y Tres, pero a las que sus propietarios accedían sin realizar las pruebas correspondientes.

El impactante hecho se produjo en la ciudad de San Carlos y fue denunciado semanas atrás. El imputado se presentó el fin de semana ante la Policía y este lunes la Justicia lo formalizó como presunto autor de 3 graves delitos.

Fue detenido tras una serie de denuncias de vecinos de calle Carlos Cal, en San Carlos, a los que insultaba, amenazaba y molestaba en forma permanente. Fue enviado 180 días al hospital Vilardebó.

El caso se registró a mediados de la semana que quedó atrás, en Maldonado. El agresor tiene 25 años y registraba un antecedente similar de marzo del año pasado.

El sujeto se marchaba con varios paquetes de pilas y pinzas dentro de sus ropas, pero fue sorprendido por personal de seguridad. Cuando lo identificaron, se supo que contaba con una serie de antecedentes en el departamento de San José.

La detención de la chica de 24 años y de otra joven de 22, se produjo en los últimos días tras la investigación iniciada a partir de la denuncia radicada por un hombre, en Montevideo, por compras realizadas por otra persona con su tarjeta de crédito.

Ramos Gamarra y Vázquez Suárez, apresados poco después de haber robado cables del tendido eléctrico.Ramos Gamarra y Vázquez Suárez, apresados poco después de haber robado cables del tendido eléctrico.El hecho se produjo la tarde del sábado último en avenida Lussich, Maldonado, y los dos hombres fueron detenidos poco después cuando se alejaban de la zona con el botín. Por otro lado, un argentino de 27 años, fue condenado por participar en un robo en un comercio de La Barra.

Comenzó su raid delictivo irrumpiendo armado a una casa del barrio San Gabriel donde obligó al dueño a trasladarlo al centro de Maldonado en su coche. Luego, durante un forcejeo, se hirió de un disparo, huyó, y se escondió en unos pajonales donde fue atrapado por la Policía.

Gonzalo Gerardo Vergara Fontes, con solo 21 años sumó su sexto antecedente penal.Gonzalo Gerardo Vergara Fontes, con solo 21 años sumó su sexto antecedente penal.Aunque se estima que cometió un robo en el interior de una finca, terminó condenado por el delito de receptación. Como otras veces, hace muy pocos meses que había recuperado la libertad.

Cumplirá arresto domiciliario durante 90 días, tiene retención de documentos y no puede salir del país. También está imputado el sargento que se desempeñaba en la Escuela Departamental de Policía aunque solamente por el delito de revelación de secreto, y durante 90 días debe cumplir una serie de medidas sustitutivas a la prisión y al arresto domiciliario.