El sábado 4 de enero, vecinos del barrio Nuevo Cantegril de Maldonado, cerca de la terminal de ómnibus, sorprendieron a un desconocido robando en una finca. No dudaron en caerle encima hasta que llegara la Policía. Se trataba de un delincuente de nacionalidad brasileña, de 29 años.

Ocurrió días atrás y la autora fue rápidamente ubicada por la Policía ya que permaneció con el aparato encendido y se pudo llegar a su ubicación por el GPS.

Tiene 34 años y es especialista en robar automóviles, delito que ha cometido en distintas zonas del departamento. Considerado un muy hábil declarante, muchas veces fue procesado por receptación, ya que suele no admitir los robos que comete y no surgen elementos probatorios que lo incriminen.

Salaberry Suarez y Rodríguez Gil, ha cometido infinidad de delitos de todo tipo, la mayoría en la ciudad de San Carlos.Salaberry Suarez y Rodríguez Gil, ha cometido infinidad de delitos de todo tipo, la mayoría en la ciudad de San Carlos.Los delincuentes fueron sorprendidos por la Policía carolina en el interior de una finca abandonada, mientras desarmaban una moto que recién habían robado. Los dos son poseedores de innumerables antecedentes de todo tipo.

Distintas penas impuso la Justicia a tres hombres, uno de ellos extranjero, por distintos casos de violencia doméstica registrados en Maldonado y Punta del Este la pasada semana.

El hecho se produjo días atrás en el barrio Presidente Kennedy de Punta del Este en presencia de un hijo de la pareja. La escopeta usada para la amenaza había sido robada en Montevideo.

Una banda integrada por tres venezolanos y un uruguayo, quienes venían arrasando distintas tiendas de Punta del Este, fue atrapada por la Policía de Maldonado y sometida a la Justicia que condenó a los 4 por su responsabilidad en distintos delitos. Además, al uruguayo se le encontraron distintas drogas muy demandadas en esta época del año.

En el marco de la investigación de tres asesinatos cometidos en los últimos meses en la ciudad de San Carlos, que terminaron con la vida de tres integrantes de una misma familia, la Policía incautó armas de fuego que habrían sido utilizadas en estos hechos y detuvo a un sujeto que ya fue condenado. Hay optimismo en que a partir de esta incautación, se pueda llegar a el o los autores de los asesinatos.

Se trata de un hombre de 34 años que días atrás por razones no explicadas provocó roturas en varios vidrios del nosocomio. En San Carlos, enviaron a prisión a un sujeto que amenazó a la dueña de una casa en cuya puerta dejaba efectos personales mientras oficiaba de cuidacoches.

El sujeto, poseedor hace varios años de antecedentes por delitos vinculados a las drogas, fue intervenido por efectivos de la Guardia Republicana en San Carlos, luego de huir horas antes de una persecución policial y dirigirse presuntamente hacia Rocha. Además de la droga que descartó cuando huía, en un allanamiento posterior se incautaron armas, un chaleco antibalas y plantas de marihuana, entre otras cosas.

El vendedor se estaba desplazando sospechosamente en el entorno de un afamado centro nocturno de la Parada 4 de la Mansa de la península, cuando fue observado por efectivos policiales que procedieron a identificarlo e inspeccionar la mochila que llevaba. Además de distintas drogas tenía pesos uruguayos y argentinos, y reales.

La mujer fue intervenida por personal de seguridad de un comercio del barrio Maldonado Nuevo, del que intentaba llevarse un perfume de hombre. En la denuncia, se aportaron pruebas de otro robo anterior cometido por la misma persona.

Uno de los casos se registró en Piriápolis, donde un individuo se negaba a entregarle el pequeño hijo a su madre a la que amenazó cuando se presentó junto a la Policía; y el otro en Maldonado donde un hombre agredió físicamente a su propia pareja.

Poseedor de antecedentes penales, fue detenido durante un operativo de control de vehículos y personas que realizaba la Policía en barrios de la ciudad de Maldonado.

El ladrón tiene 29 años y una importante cantidad de antecedentes penales; por el hecho mencionado, fue enviado 14 meses a la cárcel. En otro caso, un joven de 26 años fue condenado a 10 meses de libertad vigilada por el robo de las cuatro tazas de las ruedas de una camioneta.