Fue en el barrio Maldonado Nuevo, donde además de un arma de fuego, proyectiles y droga, fueron detenidas tres personas, aunque dos de ellas posteriormente recuperaron la libertad. Un sujeto poseedor de múltiples antecedentes, terminó condenado a 2 años y un mes de penitenciaría.

En ambos casos son individuos que ya poseían varios antecedentes penales. El primero por sucesivos robos en la zona donde se afinca, y el segundo por reincidir en hurtos de los mencionados artefactos, de 13 y 45 kilos, en zonas residenciales de Punta del Este.

Los atracos ocurrieron el 16 y el 22 del mes en curso, y fueron aclarados por investigadores de la Zona Operacional 1. El autor era poseedor de otros dos antecedentes penales.

El confuso episodio, del que por sus características se aportó muy poca información, ocurrió pasada la medianoche del lunes último en un comercio ubicado sobre avenida De los Gauchos, en Maldonado. Además, está imputado por abuso sexual de un nieto cuando tenía entre 10 y 11 años.

Se trata de un delincuente de 31 años poseedor de una importante cantidad de antecedentes de todo tipo. Esta vez, junto a otro sujeto, se llevó una moto que se encontraba estacionada en calles del barrio Las Marías, al Norte de la ciudad de Maldonado.

La operación denominada “Delfín”, incluyó la vigilancia de un sujeto de 29 años que vendía drogas en su casa de Maldonado y luego se dirigía a Punta del Este, junto a su pareja de 19 años. En plena Gorlero fue atrapado por efectivos de la Brigada Departamental Antidrogas.

Sobre la hora 0.30 del jueves 18 de abril, durante un operativo que realizaba la policía en jurisdicción de la seccional 12ª de La Barra, un hombre resultó detenido por conducir alcoholizado una camioneta y sin ninguna documentación, tras lo cual además, mordió a un efectivo.

Identificada como A.L.L.G., conducía un coche con un alto nivel de alcohol en sangre y no respetó la preferencia de otra mujer de 49 que se desplazaba en una moto y se encuentra en estado grave. Está formalizada por la presunta comisión de un delito de lesiones graves culposas, con un delito de omisión de asistencia, pero la carátula puede cambiar si la víctima deja de existir.

Fueron autores de dos hurtos de bebidas en un comercio del balneario, en el mes de marzo. Uno de los dos fue detenido el martes 9 de abril, y el otro exactamente una semana después.

Christian Eduardo Méndez Méndez, "figurita muy repetida" para la policía y la justicia.Como en muchas otras ocasiones, hacía muy poco que había recuperado la liberad. A los pocos días de estar en calle inició una seguidilla de hurtos hasta que a fines de febrero cayó una vez más en manos de la policía. Con sus antecedentes y la cantidad de robos cometidos, la pena impuesta esta vez a Christian Eduardo Méndez, es de 2 años y 4 meses de penitenciaría.

La pareja autora del hurto, está integrado por conocidos ladrones de Maldonado. La mujer, hace poco salió en libertad.La mujer, que tiene 35 años, a lo largo de los años ha cometido hurtos similares en la misma zona de la capital departamental, mientras que el joven de 26 años que la acompañaba, es reconocido por hurtos de distintos tipos de vehículos.

Además, el mismo individuo pocas horas después hurtó el teléfono celular de otra mujer a la que se le había caído de un bolsillo. Ahora estará 14 meses en la cárcel.

El hurto ocurrió el viernes de la pasada semana en la madrugada y fue rápidamente aclarado por investigadores de la Zona Operacional 2. En otro caso, un joven y un adolescente fueron imputados por robar leña de sierra de un establecimiento rural.

Los robos se han registrado tanto de día como de noche, con las puertas abiertas o cerradas. En varios casos los autores son delincuentes con antecedentes, pero en otros primarios. También, se han producido varios arrestos civiles.

Las 38 lágrimas de clorhidrato de cocaína incautadas.El imputado cayó en manos de la policía durante un operativo de fiscalización vehicular que se realizaba el viernes último en calles de esa ciudad. No tenía documentos y quiso escapar mientras se descartaba de una riñonera con el arma, droga y dinero.