Lo atraparon poco después de hurtar una serie de productos de cosmética de una farmacia del centro de Maldonado. En otro caso, un violento delincuente también fue imputado por violación de domicilio y violencia privada.

El imputado, de 32 años, ya contaba con un antecedente por tenencia ilegal de armas, pero además por receptación.

Ocurrió días atrás en calle Simón del Pino casi Pablo Zufriategui y fue denunciado por la propia dueña del vehículo que observó por una ventana como le destrozaba el parabrisas.

Julio Dardo Costales Osta, era buscado por un robo cometido en abril y fue atrapado 6 meses después.El imputado es un delincuente de 34 años poseedor de diversos antecedentes penales por robos de distintas características cometidos a lo largo de los años. Luego que por huellas dactilares recogidas en la escena del robo lo identificaron, estaba requerido.

La instancia se cumplió este martes 7 de noviembre, unas 12 horas después del procedimiento que tuvo lugar en una casa del barrio San Martín de Maldonado, donde Francisco Nicolás Araújo se había escondido, se resistió al arresto y atacó a los efectivos actuantes.

La descubrieron durante la revisación previa al ingreso en el horario de visitas del sábado último. La joven, de 27 años, pretendía ingresar casi 70 gramos de marihuana, fue llevada ante la Justicia, y ahora durante 90 días estará en prisión preventiva.

El delincuente tiene 48 años y ya contaba con 17 antecedentes penales por robos de todo tipo, cometidos en distintas ciudades del departamento. Su última remisión a la cárcel, y solo por unos pocos meses, databa de fines de abril de este mismo año.

En los últimos días fue atrapado un sujeto que provocó daños y robó en un almacén del barrio San Antonio de Maldonado, mientras que semanas antes cayó en manos de la Policía un delincuente poseedor de 12 antecedentes penales, tras robar en una ferretería y pinturería del centro fernandino.

El arresto ciudadano se concretó el viernes 3 de noviembre en el barrio Las Marías de Maldonado. Por otra parte, en San Carlos fue atrapado otro conocido delincuente que fue responsable de hurtos a dos fincas particulares.

El poco habitual hecho ocurrió la noche del miércoles 1° de noviembre, cuando el ahora imputado, irrumpió en el destacamento policial del barrio Cerro Pelado de Maldonado porque alguien lo estaba persiguiendo. Quien lo perseguía era el dueño de la droga que le había robado.

Fue resultado de una extensa investigación que había puesto foco en varias propiedades de un asentamiento de esa ciudad. Uno de los condenados tiene profusos antecedentes incluso por un homicidio relativamente reciente, y una mujer es miembro de la familia Correa Balladares.

Un llamado al 911 alertó a la Policía que lo detuvo con 10 metros de cable que había cortado en una zona relativamente céntrica de la ciudad de Maldonado. La Justicia lo remitió a la cárcel por 7 meses.

Otro adolescente también fue ante la Justicia por el robo de una moto y el intento por llevarse otra. También fue imputada una pareja por dos hurtos cometidos en San Carlos y otro individuo por cinco robos perpetrados en la misma ciudad.

Ocupaba una celda con otros 4 reclusos, dos de los cuales serían los responsables de los tratos inhumanos a los que lo sometían. Lo golpeaban y lo amenazaban, no le permitían acceder a la comida y lo obligaban a realizar una serie de tareas.

El responsable fue un individuo de 32 años, poseedor de varios antecedentes que ahora estará 8 meses en la cárcel. Asimismo, por un robo de herramientas fue sometido a la Justicia un hombre de 42 años, y un adolescente de 17 por el hurto de una moto.