El hecho ocurrió la madrugada del viernes cuando el conductor de un automóvil hizo caso omiso a la orden de detención en un “control de picadas” que se realizaba en la rambla Claudio Williman. Hubo una persecución controlada hasta el barrio Maldonado donde fue intervenido. Llevaba 260 gramos de marihuana.

En la esquina de esa importante arteria de tránsito -que une Maldonado y Punta del Este- y calle Thomas Jefferson, se encuentra la última torre inconclusa del boom de la construcción de los años 80. La obra se suspendió en 1983 y desde entonces nunca hubo un avance o una salida, hasta que ahora, por decisión judicial irá a remate.

Cuenta con otros antecedentes, incluido uno por homicidio culpable del año 2014. Desde septiembre del año pasado cumplía prisión preventiva, cuando fuera vinculada al robo de una moto y en su casa se encontraron drogas, dinero y otros efectos.

Había sido condenado a medidas sustitutivas hace menos de dos semanas, pero volvió a cometer otro hurto. También fue condenado el ladrón de un comercio de Piriápolis y del combustible de un auto en Maldonado.

Era buscado desde fines de febrero cuando logró escapar de una persecución, luego de haber robado una moto en la terminal de ómnibus de Maldonado. El lunes último, ingresó a una casa del centro de Maldonado, robó un teléfono celular y distintas cámaras de video vigilancia lo delataron.

En un caso fue hurtada una bicicleta, una jarra eléctrica y 150 metros de cables de dependencias de Ute; en otro la batería de un coche; y en el tercero un televisor. Uno de los imputados resultó detenido por la Policía de Cerro Largo.

Dos días atrás fue sorprendido por una mujer en momentos que le robaba una serie de efectos del patio de su casa del barrio Lavalleja de Maldonado. El sujeto, no pudo llevarse nada y huyó, pero antes, amenazó de muerte a quien lo sorprendió.

Viejo conocido de la Policía, fue identificado en registros de cámaras de video vigilancia, y cayó luego de cometer dos ilícitos que por poco no fueron calificados como rapiñas. La Justicia lo envió 18 meses a la cárcel.

El individuo tiene solamente 20 años, pero desde los primeros días de febrero ha roto dos tobilleras electrónicas, ha desacatado medidas de restricción, y ahora, en una dependencia policial mientras cargaba la batería de otra tobillera se desacató y huyó de la misma.

El hecho ocurrió en un comercio de barrio Rivera, en Maldonado. Las muestras de huellas recogidas en el lugar fueron remitidas a Montevideo, donde fueron analizadas por la Dirección Nacional de Policía Científica. El condenado, ya estaba en prisión por otro delito de abril del año pasado.

El caso se conoció la tarde del sábado 25 de mayo de 2019, aunque el asesinato del hombre de 60 años había ocurrido 2 días antes. El autor del hecho, Enzo Adrián Ramos Díaz, fue condenado a 26 años de penitenciaría como autor de un delito de homicidio muy especialmente agravado, aunque la defense apelará el fallo.

El hecho se produjo en horas de la madrugada de aquel sábado. El obrero del volante, que además es Policía, con varias heridas de arma blanca en su cuello y en la manos, enfrentó al delincuente y lo hirió de bala. El atracador fue detenido poco después.

Sebastián Enrique Otegui Andacht, golpeó y lastimó a un familiar sexagenario y se quedó muy tranquilo en su propia casa.Sebastián Enrique Otegui Andacht, golpeó y lastimó a un familiar sexagenario y se quedó muy tranquilo en su propia casa.El violento sujeto, de 33 años, le provocó fractura en un hueso de una mano. Lo detuvieron en la casa de la propia víctima y luego la Justicia lo remitió a la cárcel por 8 meses.

Imagen ReferencialImagen ReferencialEl hurto ocurrió el 15 de febrero en una finca de calle Basilio Araújo; días atrás fue condenado un individuo como autor del hecho, en tanto ahora, una mujer de 28 y un joven de 22 fueron condenados por el delito de receptación.

Guillermo Rafael Cardozo Sosa estaba requerido desde los primeros días de enero; se estima que podría ser solo parte de una banda criminal que tiene como objetivo el robo de cajas fuertes en toda la zona costera de Maldonado.Guillermo Rafael Cardozo Sosa estaba requerido desde los primeros días de enero; se estima que podría ser solo parte de una banda criminal que tiene como objetivo el robo de cajas fuertes en toda la zona costera de Maldonado.El hábil delincuente apodado "El Langosta", cometió la mayoría de sus robos en comercios de distintos rubros de la zona costera, aunque en algunos casos no tuvo la suerte que esperaba porque a pesar de haber provocado daños en cajas fuertes, no pudo llevárselas o violentarlas.