*) Ec. Pablo Broder

 

El 10 de diciembre se convirtió en un hito relevante en la vida de los argentinos.

Asumió un nuevo Presidente la más alta magistratura del país, hecho que ocurre cada cuatro años. No obstante, en esta oportunidad muchos desean (deseamos) que ésta no sea una reiteración de lo ya experimentado.

Desean (deseamos) que este hecho pueda suponer la posibilidad de viabilizar la salida de un estado casi terminal de la realidad económico-político-social e institucional del país, asolado por décadas de destrucción en sus diversos aspectos, nutridas por relatos populistas que encubrían la degradación de la vida de los sufridos habitantes de este bendito país.

Desean (deseamos) que la asunción del nuevo mandatario implique el efectivo fin de una era. Que no suponga ser solo un intervalo de luz democrática, como ha ocurrido en escasos períodos, tras los cuales, por errores propios y condicionamientos ajenos, se hizo posible el retorno populista.

La situación nacional actual, orillando en procesos ya límite, ha llevado a la actual mayoría democrática a votar masivamente por el cambio, expresando su ambición de un país simplemente normal, institucionalmente predecible, donde la aspiración básica fuera vivir en paz, desprovista de la angustia del día a día, lejos de la hostilidad del uno contra el otro (nosotros o ellos), teñida por la característica dogmática de un relato falaz, y con la permanente necesidad de crear un enemigo.

Para lograr ese cambio, se hace necesario que el nuevo Presidente pueda lograrlo.

El primer paso, casi inverosímil, ya fue dado, con el triunfo masivo del 19 de noviembre último.

Cabe ahora emprender el camino de la reconstrucción para el cual harán falta revoluciones en distintos ámbitos:

En lo institucional, haciendo respetar la ley, lejos de la prepotencia de los violentos. El futuro Presidente ha dicho “Dentro de la ley todo. Fuera de ella, nada”. Es necesario que se cumpla. Encuadrados en los marcos legales, pero con toda la energía para defender a la población que desea vivir en paz y sin violencia.

En lo económico, generando las condiciones para que el imprescindible capital privado se anime a invertir, a partir de condiciones legislativas que lo inspiren, en el terreno jurídico, impositivo, laboral, y de relacionamiento con el resto del mundo.

En lo político, para que la gran cantidad de legisladores, intendentes, gobernadores de distintas extracciones partidarias, puedan converger, a partir de civilizados diálogos, en los caminos de la reconstrucción nacional, facilitando a las autoridades entrantes las designaciones que disponga, lejos de los egoísmos sectarios y personales.

En lo social, recreando el concepto del mérito como valor, privilegiando el trabajo, el esfuerzo y la capacitación individual.

En lo laboral, transformando un sistema legislativo que en la actualidad declamativamente dice proteger al más débil, pero que con su actual maraña legal genera para las empresas, y especialmente a las Pyme, un peligroso azar frente al hecho de contratar empleados y obreros, desalentando así la posibilidad de generar más y mejores empleos.

En el Estado, reedificando una burocracia mínima, sólida, capacitada, que cumpla con sus funciones y no se constituya en receptáculo de favores políticos a través de generación de inútiles y redundantes cargos públicos.

En lo educativo, para que el sistema pueda liberarse de la tenebrosa manipulación sindical, que ha determinado que nuestros jóvenes de las últimas décadas tengan una capacitación pobre, politizada y alejada de los parámetros que marca el actual estado de la humanidad.

En lo judicial, para que el sistema de Justicia, sea el instrumento que pueda velar con sus fallos, la posibilidad de  esas transformaciones.

Para muchos argentinos, esta circunstancia de recambio político podría ser casi su última oportunidad de contemplar una Argentina encaminada a ser un país predecible, lejos de los dogmas, mentiras, enfrentamientos, violencia y atropellos.

Algunos por su edad (los mayores) y otros (los más jóvenes) porque la perpetuación de un país quebrado, no solo por las desgracias económicas (inflación, pobreza, desocupación) y la carencia de oportunidades de futuro, a muchos los obliga a pensar, en una lamentable emigración.

Quiera el destino que el milagro se produzca, y las nuevas autoridades puedan encaminar el cumplimiento del sueño.

Que así sea.

*) Es Doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, habiendo realizado cursos de especialización en Economía Moderna en la Universidad Federico Santa María (Valparaíso, Chile).

Presidente honorario de la Fundación Grameen Argentina.

Sus libros: “Fundamentos de la Economía”; “Desarrollo y Estancamiento en el Proceso Económico Argentino”; “La Argentina y el Mundo”; “La convertibilidad en crisis”; “La Argentina de la posconvertibilidad”; “Dos años en la era K”; “Mitos y realidades en la era K” y “El ocaso de la era K”.

*) MSF

El Tapón del Darién, ubicado entre Colombia y Panamá, fue atravesado por quinientas mil personas en 2023. No hay atención ni respuestas suficientes a la crisis ni antes ni después del cruce de la selva.

*) FAO

 

El lunes 4 de diciembre se llevó a cabo la Actividad de Intercambio para el análisis y recomendaciones en la implementación del Registro Único Nacional de Alimentos, Empresas y Vehículos (RUNAEV).

La apertura de la actividad estuvo a cargo del Oficial a cargo de la Oficina de FAO en Uruguay, Gonzalo Kmaid y de Luis Garrido representante del grupo de trabajo que apoya al Congreso de Intendentes en la implementación del RUNAEV.

Asistieron a la actividad funcionarios técnicos de las intendencias que trabajan en la regulación y control de alimentos.

La regulación y el control del comercio es esencial para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos y sus productos, garantizando sistemas alimentarios adecuados y saludables. La cooperación técnica de la FAO se lleva adelante en coordinación y estrecha colaboración con el grupo de trabajo para la gobernanza de la RUNAEV del Congreso de intendentes.

Mediante esta asistencia se contribuye a la toma de decisiones que fortalecen las funciones de las instituciones de las intendencias involucradas, a través de la implementación de un control efectivo de alimentos.

Para alcanzar el objetivo de la cooperación técnica se cuenta con el trabajo de la consultora Dra. Laura Raggio, bajo la supervisión técnica de la Oficial Técnica de FAO, la Dra. Marisa Caipo. La cooperación técnica incluye la sistematización de modelos de experiencias de otros países que cuentan con diferentes grados de desarrollo en los sistemas de regulación, registro y control de la comercialización de alimentos y productos.

En el taller realizado fue expuesta la sistematización de las experiencias de la gobernanza de alimentos de Chile, España, Cuba, Estados Unidos y Brasil.

En el taller se intercambió sobre los elementos que conforman el sistema de control de alimentos y que características tienen, identificando las instituciones involucradas, las competencias de cada una, los mecanismos de coordinación y las características de las comunicaciones inter e intrainstitucionales.

La actividad finalizó con la exposición de las recomendaciones técnicas de la consultora para mejorar la gobernanza del sistema de regulación, registro y control de la comercialización de alimentos y productos, y para la implementación del RUNAEV en Uruguay.

*) La FAO es la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y es la agencia especializada que lidera el esfuerzo internacional para poner fin al hambre. Su objetivo es lograr la seguridad alimentaria para todos y al mismo tiempo garantizar el acceso regular a alimentos suficientes y de buena calidad para llevar una vida activa y sana.

Con más de 194 Estados miembros, la FAO trabaja en más de 130 países. Todos podemos desempeñar un papel importante en la erradicación del hambre y la malnutrición.

En Uruguay, nos enfocamos en apoyar el cumplimiento del Derecho a la Alimentación Adecuada; avanzar hacia un sistema alimentario sostenible; acompañar la intensificación de la producción agropecuaria, reduciendo la brecha entre sectores urbano y rural y preservando los recursos naturales.

Por más información: http://www.fao.org/uruguay

*) Javier Claure Covarrubias

El fallecimiento, en la ciudad de Cochabamba (Bolivia), del renombrado escritor y crítico literario orureño, Adolfo Cáceres Romero, a la edad de 86 años, ha sumido en luto a la comunidad literaria boliviana. Sus libros han explorado diversas temáticas, dejando así indelebles surcos en el ámbito de las letras bolivianas.

*) Ec. Pablo Broder

El 7 de octubre, Hamas, organización terrorista que de facto domina la Franja de Gaza, lanzó un ataque cruel y despiadado contra la población civil de Israel, masacrada a mansalva.

Posteriormente continuando su plan de invasión, atacó por sorpresa las poblaciones vecinas a Gaza, cometiendo actos de barbarie solo comparables con las atrocidades del holocausto nazi, siendo algunas de ellas aún peores: degollar niños, mujeres y ancianos, violar, mutilar mujeres embarazadas, incendiar casas con sus habitantes dentro, asesinar a mansalva, para finalmente secuestrar como rehenes un número aún no definido de pacíficos niños, jóvenes, adultos y ancianos  israelíes, cuyo único pecado es habitar la milenaria tierra israelí, como si la Palestina judía, ahora el estado de Israel, no llevara allí cuatro mil años.

Frente a tamaño ataque el estado de Israel, intentando rescatar a los rehenes y anular la capacidad militar de la guerrilla terrorista asesina y agresora, desplegó una acción militar, incluso advirtiendo previamente a la población civil del territorio gazatí sobre la acción que se desarrollaría, con la dificultad de enfrentar a una fuerza irregular, mimetizada dentro de la población y que impone un avance difícil y riesgoso, mientras el agresor se aferra a los rehenes para dificultar el rescate.

Este criminal suceso es un eslabón más en la larga cadena de pesares que sufre Israel desde 1948, cuando nació en una resolución de las Naciones Unidas que creaba los dos Estados, el árabe y el judío. A partir de esa fecha, el naciente estado judío soporta permanentemente por un lado el acoso del terrorismo, incluso en su propio territorio, a más de sobrevivir reiteradamente al ataque de sus Estados vecinos y en la actualidad con el protagonismo fundamental iraní.

No resulta casual el momento en que se produce la acción de Hamas: Israel, luego de consolidar sus relaciones con Egipto y Jordania, venía logrando acuerdos con los Emiratos Árabes, con Bahrein, con Marruecos, y con una aproximación a la poderosa Arabia Saudita, momento cúlmine para que se haya desencadenado la operación terrorista, prendiendo la mecha del conflicto que, obviamente paraliza las tratativas de paz avanzadas hasta la actualidad, inaceptables para el odio hacia el pueblo judío.

A partir del inicio de las maniobras de rescate, una resolución de las Naciones Unidas, indigna por su hipocresía, reclama una tregua sin condenar inequívocamente la acción terrorista iniciadora del conflicto, mientras en el mundo entero, plagados de preconceptos y de ignorancia, se ha generado un torrente de expresiones, muchas de ellas condenatorias del accionar israelí, alegando una desproporción en la acción emprendida.

Cabe la pregunta a formularse: cual sería la desproporción? Un país de 9 millones de habitantes frente a las decenas de millones de sus países vecinos desde los cuatro puntos cardinales? Un intento de rescate de rehenes atrapados por terroristas que es llevada a cabo con todas las previsiones posibles para la población civil, muy diferente del alevoso ataque del 7 de octubre? Una operación puramente militar para desbaratar una banda terrorista asesina, frente al continuo martilleo de misiles disparados desde las poblaciones vecinas hacia el territorio de Israel?.

El presidente Julio María Sanguinetti ha expresado con sabiduría: “Si el terrorismo liberara a los rehenes, se podría -una vez más- intentar un camino de paz. Sin ese paso, mínima expresión de buena fe, solo queda el lenguaje de las armas. Al que desde hace 75 años, sin buscarlo, Israel ha tenido que conjugar para salvar su existencia.” (La Nación 4-11-23)

En este contexto, triste papel ha desempeñado la política argentina (con escasas excepciones), desde un lamentable comunicado de la cancillería, hasta el vergonzoso silencio de las máximas autoridades del país ante las atrocidades del conflicto desencadenado por la guerrilla terrorista, en consonancia con el mundo, donde insensatamente, han reaparecido las ya tristemente conocidas muestras de odio antijudío, como si no hubiera sido suficiente la lección universal ofrecida, como testimonio dramático, por el holocausto nazi, precedido por manifestaciones de odio a lo largo de los siglos.

Muy triste.

 

*) Es Doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, habiendo realizado cursos de especialización en Economía Moderna en la Universidad Federico Santa María (Valparaíso, Chile).

Presidente honorario de la Fundación Grameen Argentina.

Sus libros: “Fundamentos de la Economía”; “Desarrollo y Estancamiento en el Proceso Económico Argentino”; “La Argentina y el Mundo”; “La convertibilidad en crisis”; “La Argentina de la posconvertibilidad”; “Dos años en la era K”; “Mitos y realidades en la era K” y “El ocaso de la era K”.

*) MSF

En lo que va de 2023, hemos atendido a 397 sobrevivientes de violencia sexual en Panamá. Carpas instaladas en la mitad de la selva y secuestros con violaciones grupales se oyen entre los testimonios de migrantes.

*) Javier Claure Covarrubias

El inventor de la dinamita, el científico y químico sueco, Alfred Nobel, también llamado “el mercader de la muerte”, fue un hombre admirado y al mismo tiempo repudiado. En 1894 compró la empresa, Bofors, dedicada a la industria armamentista.

Nobel exportaba principalmente dinamitas a varios países de Europa y América. Y, por consiguiente, su fortuna creció de manera vertiginosa. Su invento fue una verdadera revolución en el campo de los explosivos. Se utilizaba en la minería, en la construcción de líneas ferroviarias, etcétera.

Pero también ocasionaba muertes en las guerras. Y para lavar su imagen, y no ser recordado como el hombre causante de fallecimientos, creó el “Premio Nobel”. Un premio que se otorga a escritores, investigadores y científicos cuyos trabajos representen un beneficio para la humanidad o, al menos, una contribución destacada en la sociedad.

Desde que se creó el Premio Nobel, en 1901, muchas personas han sido galardonadas con este premio. Y cuando se cumplieron los 100 años, en 2001, el Comité Nobel decidió festejar este evento con una gran exposición llamada “personajes, entornos sociales y creatividad”. De pronto surgió una inmensa incógnita: ¿Cómo presentar a tantos laureados? Después de muchas propuestas finalmente llegaron a la conclusión de fundar un Museo en honor a Alfred Nobel.

Este museo está ubicado en la ciudad vieja de Estocolmo, en una hermosa mansión del siglo XVIII. Podríamos decir que el Museo del Premio Nobel es un puente entre el desarrollo científico de la humanidad y la vida sociocultural. Por eso se realizan diferentes actividades: exposiciones, cortometrajes, seminarios, debates sobre temas actuales, investigaciones y programas infantiles. El Museo recibe también a estudiantes tanto de primaria como de bachillerato. Con todo ese dinamismo se pretende manifestar que las personas, realmente, pueden cambiar el mundo con su actitud.

Alfred Nobel tenía un admirable talento para inventar cosas. Registró 350 patentes diferentes. O sea, la creatividad estaba bien relacionada a su persona. En este contexto, dos salas pequeñas del Museo hacen hincapié, mediante cortometrajes, a la creatividad.

La idea es despertar en el público preguntas como: ¿Qué es lo más importante en el proceso de la creatividad? ¿La creación individual, o el entorno social? Para ilustrar esta disyuntiva se muestra la vida, y sus combinaciones, de 30 personas galardonadas con el Premio Nobel. Se puede apreciar, por ejemplo, episodios de la vida de Marie Curie, física y matemática polaca que recibió dos veces el Premio Nobel en las especialidades de Química, en 1935, y de Física en 1903.

De igual manera se percibe la vida de Albert Einstein, Premio Nobel de Física en 1921. Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz en 1964, también está presente en una película. En uno de los cortometrajes se presenta un colegio de la India en el área de Santiniketan, situada a 150 kilómetros al noroeste de Calcuta, fundado por Rabindranath Tagore, filósofo y poeta hindú, Premio Nobel de Literatura en 1913.

La directiva del Museo cada año hace llegar una carta, a las personas que han sido condecoradas con el premio, en donde les preguntan si pueden donar un objeto de su pertenencia. Y en la sección denominada “Galería” se exponen fotos de algunos laureados y el objeto que donaron.

En una vitrina, por ejemplo, está la foto de Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura en 2010, y en un costado se luce un hipopótamo de madera que pertenecía a la colección del literato. Otros objetos a la vista son: los lentes del Dalai Lama (Premio Nobel de la Paz en 1989), una pequeña tijera de Herta Muller (Premio Nobel de Literatura en 2009), los zapatos de Selma Lagerlöf (Premio Nobel de Literatura en 1909), una carta de Albert Einstein, etc.

Lo más llamativo de este sector es una bicicleta que utilizaba Amartya Sen de nacionalidad paquistaní y Premio Nobel de Economía en 1998. Sen se crio en el seno de una familia de clase media. De niño fue testigo de una tremenda hambruna en la zona de Bengal, en donde murieron miles de personas. Estudió en el colegio que fundó Tagore. A los 14 años fue nombrado secretario del Consejo estudiantil que organizaba trabajos sociales.La bicicleta que utilizaba Amartya Sen

Conmovido por la pobreza y el analfabetismo en muchas aldeas de su país, llegó a inaugurar colegios para mejorar las condiciones de vida de los más pobres. Y empezó a investigar acerca de las causas de la pobreza. Estudió profundamente de qué manera se reparten los fondos públicos en una sociedad, cómo funciona la democracia, quiénes tienen derecho a hospitales, a la educación etcétera. Andaba en bicicleta aldea por aldea para pesar a los pequeños. Quería explicar, con exactitud, la diferencia de peso entre los niños y las niñas recién nacidas. Esa bicicleta se encuentra en el Museo.

Alfred Nobel hablaba varios idiomas, vivió en muchos países y frecuentaba cafeterías. Por eso, la cafetería del Museo del Premio Nobel transmite, de algún modo, esa atmósfera de las cafeterías de Moscú, de París, de Estocolmo, de Viena, etcétera. En la parte inferior de algunas sillas, se encuentran dedicatorias, fechas y firmas de ciertas personas que fueron honradas con el Premio Nobel.

Otro detalle interesante es que todas las personas laureadas con el premio se exhiben en un sistema mecánico ingenioso. En el techo del Museo se ha instalado una especie de rieles, en donde se entrelazan pequeñas ruedas de metal, de las cuales cuelga una fotografía del laureado o laureada con el premio. Además, se menciona la motivación de dicho premio por la Academia Sueca. Centenares de fotos se van desplazando lentamente por todo el Museo. Y el visitante está obligado a levantar la cabeza para contemplar a esos hombres y a esas mujeres que llegaron a este mundo con una luz en el cerebro.

*) Es poeta y sociólogo boliviano. Nació en Oruro, capital folklórica de Bolivia. Es miembro del Pen-Club Internacional, de la Unión Nacional de Poetas y Escritores de Oruro (UNPE), de la Sociedad de Escritores Suecos, del Movimiento Poético Mundial (World Poetry Movement), del Liceo Poético de Benidorm (España) y miembro de número (300-ES-026) de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna, Capítulo España.

Ejerce el periodismo cultural. Ha estudiado informática en la Universidad Real de Tecnología de Estocolmo (Kungliga Tekniska Högskolan) y en la Universidad de Uppsala (Suecia). También estudió matemáticas en la Universidad de Estocolmo, casa de estudios donde además obtuvo una Maestría en Pedagogía y una Licenciatura en Sociología.

*) Ec. Pablo Broder 

Cuáles fueron algunas de las razones que permitieron que “el cisne negro de la política” dividiera a la oposición en Argentina, la sacara de la competencia y tenga hoy serias posibilidades de acceder a la presidencia.

*) MSF

 

Desde el viernes 27 de octubre, los bombardeos se han intensificado a un nivel no visto hasta ahora. El norte de Gaza está siendo arrasado, mientras toda la Franja está siendo atacada y los civiles no tienen dónde refugiarse.

© MSF/Faris Al-Jawad.Las acciones de los líderes mundiales son demasiado débiles, demasiado lentas, y la resolución no vinculante de la ONU para una tregua humanitaria no ha hecho nada para controlar la violencia indiscriminada desatada contra un pueblo indefenso. La comunidad internacional debe tomar medidas más enérgicas para instar a Israel a detener el derramamiento de sangre.

*) Ec. Pablo Broder

A punto de ejercer su derecho al voto, el pueblo argentino también tiene la obligación de elegir su futuro, pero pensándolo previamente. Ante la remanida pregunta de “¿qué podría ser peor que la actual situación?” La respuesta sería: “muchas cosas”.

*) Roro Nereus

Cada año, la llegada de la festividad de Halloween trae consigo, durante todo el mes de octubre, una ola de emoción para los fanáticos del cine de terror. Esta fecha es un impulso para la industria del cine de género y ha catapultado el crecimiento del mercado de las figuras de acción, indumentaria y merchandising de todo tipo.

*) Ec. Pablo Broder

La bomba ya está activada. No pocos economistas hablan ya en forma reservada del riesgo de una hiperinflación. …una definición moderna, plantea que puede hablarse de hiperinflación cuando se produce una tasa inflacionaria de dos dígitos mensuales durante al menos cuatro meses o bien una tasa de tres dígitos anuales.

…según esta última perspectiva, nuestro país (Argentina) podría estar en la puerta de entrada al infierno, aunque no repita los niveles de 1989… (F. Laborda. La Nación 24-9-23).

Este es el escenario en el cual se despliega una anodina campaña electoral, cuya muestra fue el lamentable espectáculo del reciente debate vicepresidencial, pleno de agresiones y carente de propuesta alguna, fiel reflejo del actual clima preelectoral, donde la catarata de mensajes, directos o publicitarios, exhibe una total carencia propositiva, más allá de la verborragia publicitaria, sin contenido ni consistencia.

En ese borbotón de apelaciones, brillan, en consecuencia, por su ausencia, los temas que la población querría escuchar para solucionar sus graves problemas. No se han percibido por parte de los candidatos, propuestas serias para enfrentar a algunas de las angustias que acosan a los argentinos, tales como:

* la inflación (o hiper?) ya desatada en sus niveles mayúsculos;

* el interminable proceso para sancionar una ley de alquileres que permita poder acceder a rentar alguna vivienda, proceso de casi imposible cumplimiento en la actualidad;

* el creciente desarrollo de enclaves de drogas en todo el país;

* los paros salvajes de los metro delegados de subtes, o de colectivos, sin aviso previo, impidiendo a la población acceder sea a sus labores o a sus hogares;

* las huelgas docentes, afectando en mucha mayor medida, a los más humildes;

* los bloqueos de empresas por las mafias sindicales;

* el corte de calles, puentes o vías del ferrocarril, sin coto alguno por parte de las autoridades;

* la interminable vigencia de millones de argentinos, beneficiarios de planes sociales, cuya ocupación, en muchos casos, es concurrir a marchas y piquetes, que encuentran poco conveniente en comparación, aun teniendo la posibilidad, encarar un trabajo efectivo, muchas veces de menor remuneración;

* la persistencia en la vigencia de su actual configuración, del impuesto a los Bienes Personales, que constituye desde todo punto de vista una exacción indiscriminada;

* la dificultad, cuando no imposibilidad, de importar insumos para que las fábricas continúen con su ciclo productivo, generando suspensiones y bloqueando cualquier intento de incorporación de personal;

* la defensa partidaria de la aerolínea de bandera, enclave sindical y usina de déficits monumentales, boicoteando o impidiendo la competencia  de empresas privadas, llegando a la aberración del cierre de un aeropuerto (El Palomar) utilizado por estas empresas;

* la justicia interminable, no solo por la acción (o inacción) de jueces, sino por una estructura administrativa y edilicia, obsoleta e indolente;

* la lista podría continuar largamente, pero baste concluirla con la insoportable sensación de inseguridad, no solo en la lamentablemente conocida por este flagelo Rosario, sino a lo largo de todo el país, y también, porque, en la verborragia de candidatos, no se abordan propuestas para enfrentar la delincuencia que no  encuentra obstáculos para sembrar la angustia a la población desguarnecida.

En este contexto, la población cansada y descreída, se cuestiona si se podría escuchar por parte de los candidatos, alguna propuesta de solución, más allá de declamaciones, como a manera de ejemplo, declarar a la salud, el transporte, la educación, la justicia, servicios esenciales imposibilitados de producir paros.

El casi omnipresente silencio en este sentido, también es lo que ha llevado a un gran número de ciudadanos a darle la espalda, no sólo a los postulantes, sino a ejercer su imprescindible acto de participación ciudadana, votando.

Lamentablemente, con esta actitud, los únicos beneficiados son aquellos que le están dando la espalda a la ciudadanía silenciosa.

Los argentinos deben expresarse. Y, por supuesto, también en las urnas.

 

*) Es Doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, habiendo realizado cursos de especialización en Economía Moderna en la Universidad Federico Santa María (Valparaíso, Chile).

Presidente honorario de la Fundación Grameen Argentina.

Sus libros: “Fundamentos de la Economía”; “Desarrollo y Estancamiento en el Proceso Económico Argentino”; “La Argentina y el Mundo”; “La convertibilidad en crisis”; “La Argentina de la posconvertibilidad”; “Dos años en la era K”; “Mitos y realidades en la era K” y “El ocaso de la era K”.

*) Javier Claure Covarrubias

 

La quema de ejemplares del Corán en Suecia ha generado un profundo malestar y manifestaciones en los países islámicos. Ante esta realidad, el Gobierno y las autoridades suecas no saben qué hacer. Están atados de manos a la distorsionada “libertad de expresión” que reina en el país nórdico. La libertad de expresión está consagrada en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Esta declaración describe que toda persona tiene derecho a protestar, a pensar como quiera, a expresar sus opiniones, a compartir información, a criticar a los que ejercen el poder, etc. Sin embargo, todo debe llevarse a cabo de forma civilizada y pacífica.

En Suecia se ha desportillado el concepto de libertad en general. El 21 de enero del año en curso, Rasmus Paludan, líder del partido danés ultraderechista Stram Kurs, obtuvo permiso de la Policía sueca para quemar un Corán cerca de la Embajada de Turquía. Envolvió el libro sagrado con panceta y, tras un fuerte contingente de policías, le prendió fuego.

Cinco meses más tarde, el 28 de junio, Salwan Momika de origen iraquí obtuvo otro permiso para quemar el Corán a las afueras de una mezquita ubicada en pleno centro de Estocolmo. Momika se limpió los zapatos con el libro sacrosanto, lo pateó como si fuese una pelota de fútbol, arrancó hojas, lo envolvió con panceta y le prendió fuego.

A principios de agosto Salwan Najem, que anteriormente ya había quemado el Corán, obtuvo de nuevo permiso para cometer el mismo delito cerca del Parlamento sueco. El domingo 3 de septiembre Salwan Momika, una vez más, quemó el Corán en la ciudad de Malmö. A raíz de estos aberrantes incidentes, el mundo musulmán reclama al Gobierno sueco que haga algo para evitar la quema del libro sagrado.

Durante 200 años Suecia figuró como un país neutral ante la comunidad internacional, aunque en realidad nunca lo fue en el sentido estricto de la palabra.

Hoy en día llora amargamente para entrar en la OTAN, pero Turquía le puso una gran piedra en el camino, alegando que Suecia apoya a la organización terrorista del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, también se ha manifestado sobre la quema de coranes con las siguientes palabras: “El Gobierno sueco debe cuidar sus calles. Decimos no a Suecia en la OTAN mientras se permita la quema del Corán”.

El líder iraní Ayatollah Ali Khamenei exige a Suecia que los autores de la quema del Corán sean entregados a tribunales judiciales de los países islámicos y señala: “Suecia se ha posicionado para una guerra contra el mundo musulmán”. Y en esta línea, la Embajada sueca en Bagdad fue asaltada por furiosos manifestantes musulmanes.

El Ministro de Comunicaciones de Irak, Hayam Al-Yasiri, ha anunciado que su país suspende los negocios con las empresas suecas. Y así muchos líderes de los países musulmanes han repudiado categóricamente los actos salvajes de prender fuego al Corán. Y como si fuera poco, Al Qaeda amenaza a Suecia con atentados terroristas. De manera simultánea, el Servicio de Seguridad de Suecia elevó el nivel de amenaza terrorista de 3 a 4 en una escala de 5.

La libertad de expresión no es incondicional. Desde este punto de vista, hay un límite entre la libertad de expresión y la libertad de acción. También es cierto que existe una fuerte correlación entre la libertad de expresión y la democracia. Es decir, cuanto más amplia es la democracia en una sociedad, entonces se expanden los límites de la libertad de expresión. No obstante, el límite entre lo que es delictivo y lo que no lo es depende, en última instancia, de la decisión del soberano. En otras palabras, no se debe confundir libertad con libertinaje, ni tampoco se puede ir más allá de los límites fijados por el soberano. Una sociedad se construye sobre la base de valores éticos y morales.

El filósofo holandés, Baruch Spinoza (1632-1777) de origen hispanoportugués, afirmaba: “Nadie tiene por completo el derecho de actuar según sus deseos y a su arbitrio, pues hay que obedecer incondicionalmente las leyes, incluso las más absurdas”. Charles Montesquieu (1689-1755), filósofo y jurista francés, señalaba que la libertad consistía en hacer todo aquello que permiten las leyes. Y Norberto Bobbio (1909-2004), filósofo y abogado italiano, le dio diferentes significados descriptivos al concepto de libertad.

En primer lugar, hacía referencia a una libertad con rasgos de libertinaje, y la llamó “libertad negativa o libertad sin impedimento”. En consecuencia, una persona, según este tipo de libertad, puede realizar un acto delictivo sin el impedimento de las leyes ni del Estado. En segundo lugar, está “la libertad positiva o la libertad democrática”. Bobbio la definió como el poder de darse leyes a sí mismo. Y en tercer lugar, está “la libertad autónoma”. Dicho de otra manera, se refiere al poder de no obedecer otras normas que las que uno mismo se ha impuesto. Bobbio recalca que la autonomía no significa “no tener leyes»” sino más bien, al igual que en la libertad democrática, se trata de darse leyes a sí mismo.

Ahora bien, para entender lo que está pasando en Suecia, hay que tomar en cuenta dos aspectos. La coalición que gobierna en Suecia y ¿cómo interpretan ciertas élites suecas el concepto de libertad de expresión?

Actualmente Suecia está gobernada por cuatro partidos: Demócratas Suecos, Moderados, Demócratas Cristianos y Liberales. El partido Demócratas Suecos se fundó a finales de los años 80. Tony Gustavsson, historiador e investigador de la Universidad de Uppsala, haciendo alusión a los fundadores, dice: “uno pertenecía al nuevo movimiento sueco (nysvensk rörelsen), un movimiento de ideas fascistas. Otro pertenecía al movimiento cabezas rapadas (skinnskallerörelsen), un movimiento racista, y otros parecen haber cultivado diversos tipos de contactos nacionalsocialistas y se han movido sin obstáculos en estos entornos”.

Maria Robsahm, autora del libro “Demócratas Suecos y el Nazismo”, advierte: “El actual partido político Demócratas Suecos se ha apoderado de una ideología que debería haber desaparecido para siempre en 1945. Pero el nazismo y las tendencias nazis continúan, año tras año, con la misma frecuencia bajo la pulida superficie de este partido de extrema derecha”.

Tomando en cuenta todos estos aspectos, vale la pena analizar los pensamientos que rondan en las cabezas de algunas élites suecas. Rickard Jomshof es el actual presidente del Comité de Justicia en el Parlamento y miembro del partido Demócratas Suecos. Este sujeto, de inclinación nazista, ha hecho publicaciones extremadamente despectivas a cerca del Islam y del Profeta Mahoma. Además, ha dicho, con mucho odio que le salía por los poros de la cara, que “se debería quemar 100 coranes más”.

Jimmie Åkesson, el líder del partido neonazi Demócratas Suecos, no está de acuerdo con que se modifique la ley que protege la libertad de expresión. Uno de sus argumentos es que si se modifica la ley, entonces los grupos musulmanes exigirán nuevas prohibiciones. La cabecilla del partido Demócratas Cristianos, Ebba Bush, también está en contra de modificar la ley. Y el primer ministro sueco, Ulf Kristersson del partido Moderado, tiene una posición ambigua, pusilánime e hipócrita en sus comentarios acerca de la quema del Corán.

Y ha dicho: “Nos encontramos en un estado muy grave en cuanto a la seguridad de Suecia se refiere. Esta situación es la más seria después de la Segunda Guerra Mundial”. Kristersson no ha condenado severamente la quema del Corán. En el país vecino Dinamarca, también quemaron coranes, pero ha modificado su legislación. Copenhague ha prohibido por ley la quema del Corán. La legislación finlandesa no permite la quema de Sagradas Escrituras. En cambio las élites suecas, que actualmente gobiernan el país, erróneamente creen que Suecia es el ombligo del mundo.

Consideran que tienen la mejor democracia. Y, por ende, una “impecable libertad de expresión”. A decir verdad, muchos países tienen una amplia libertad de expresión. Pero lo que está claro, es que la libertad de expresión es una manifestación pública delimitada. Para ejercerla hace falta tener inteligencia, educación, dos dedos de frente, respeto, responsabilidad con otros seres humanos, etc. Libertad de expresión no es difundir odio, rencor y desprecio. Libertad de expresión no es difamar, no es “no tener límites” ni tampoco emitir señales de superioridad.

Lamentablemente ciertas élites suecas, todavía, no han entendido que la famosa libertad de expresión tiene límites. No han comprendido que el libro sagrado del islam, el Corán, encierra misticismo, cultura, sentimientos y religiosidad. Y que millones de seres humanos caminan por los senderos del profeta Mahoma.

Obviamente se puede criticar a una religión, pero hay que hacerlo con altura. Patear el Corán, arrancar hojas del libro sagrado, limpiarse los zapatos con el Corán, envolverlo con panceta y luego quemarlo en público, es un insulto y un acto de odio contra la comunidad musulmana en Suecia en particular, y contra los pueblos islámicos en general.

Los partidos políticos Moderados y Demócratas Suecos hacen la combinación perfecta para proyectar chispazos ultrarreaccionarios, no solamente en este aspecto; sino también en otras áreas de la sociedad. Y esta realidad deteriora un Estado de bienestar como es considerado Suecia.

Pero afortunadamente hay una luz al final del túnel. No todo el pueblo sueco está de acuerdo con la quema del Corán. La empresa de consultoría en estadística, Kantar Public, a pedido de la Televisión Sueca, realizó una investigación con una población considerable. Se preguntó si se debería prohibir o no la quema de libros sagrados en público. Un 53 por ciento de los participantes considera que se debería prohibir la quema de libros sagrados como el Corán, la Biblia y la Torá. El 34 por ciento contestó que debería ser permitido quemar libros sagrados. Y el 13 por ciento se sienten dudosos ante la pregunta.

Ojalá que la luz de la libertad de expresión, en Suecia, arroje nuevos horizontes para convivir en paz en medio de la diversidad.

 

*) Es poeta y sociólogo boliviano. Nació en Oruro, capital folklórica de Bolivia. Es miembro del Pen-Club Internacional, de la Unión Nacional de Poetas y Escritores de Oruro (UNPE), de la Sociedad de Escritores Suecos, del Movimiento Poético Mundial (World Poetry Movement), del Liceo Poético de Benidorm (España) y miembro de número (300-ES-026) de la Academia Norteamericana de Literatura Moderna, Capítulo España.

Ejerce el periodismo cultural. Ha estudiado informática en la Universidad Real de Tecnología de Estocolmo (Kungliga Tekniska Högskolan) y en la Universidad de Uppsala (Suecia). También estudió matemáticas en la Universidad de Estocolmo, casa de estudios donde además obtuvo una Maestría en Pedagogía y una Licenciatura en Sociología.

 

*) MSF

Las inundaciones en Libia han provocado una severa catástrofe, cuyos daños aún son incalculables. Nuestros equipos llegan a las zonas afectadas para brindar asistencia médica a cientos de personas heridas.

*) Javier Claure Covarrubias

La historia del destierro es tan antigua como la propia historia del hombre. En Grecia y en Roma, el destierro o el exilio era la pena máxima que se le atribuía a un ciudadano, cuyos actos eran considerados un delito en contra de la religión. El mismo destino le esperaba a la persona que se salía del marco de la legislación.