La Brigada Antidrogas de la Policía de Maldonado, desbarató otra boca de venta de drogas en el corazón del barrio Maldonado Nuevo. Si bien prácticamente no se encontró droga, la pareja responsable de la misma fue a la cárcel.

Joven de la ciudad de Minas, de 19 años de edad, fue enviado a la cárcel de Las Rosas como uno de los participantes indirectos en el atraco perpetrado el pasado jueves 8 en una panadería de Camino a la Laguna. Los delincuentes se hicieron de unos $ 40.000.

Una mujer de 29 años de edad, atacó a machetazos a su pareja durante una discusión. El hombre no repelió la agresión, y herido, la denunció ante la Policía. Ella fue procesada por lesiones graves.

Una joven de 19 años de edad, empleada de una conocida cadena de supermercados de Maldonado, fue procesada sin prisión por un delito continuado de estafa. Hizo compras con varias tarjetas de crédito de clientes de la misma cadena.

El coche en el que se movilizaba el individuo procesado.Un individuo fue procesado sin prisión en las primeras horas de la tarde de éste sábado, por un delito de ultraje público al pudor, y deberá someterse a tratamiento psiquiátrico y psicológico durante seis meses, según lo dispuesto por la justicia.

Un individuo de 20 años de edad, totalmente fuera de sí, no solamente agredió a otro joven sino que se desacató en el destacamento donde radicaron la denuncia, desde donde debieron pedir refuerzos a otras unidades.

Un hombre detenido por un problema con un menor, permitió dejar al descubierto una serie de ilícitos cometidos por una menor de 16 años, que en realidad, operaba incitada por él y apoyada por su madre. Los dos mayores fueron remitidos a la cárcel.

La justicia envió a la cárcel a dos delincuentes de 18 y 22 años de edad, uno de ellos español, como autores de dos rapiñas cometidas en perjuicio de menores de edad en la jornada del pasado 4 de enero en Punta del Este.

Los últimos cuatro detenidos por el asesinato de la adolescente argentina Lola Luna Chomnalez (15) quedaron en libertad. Las innumerables detenciones y exposición de los investigados, ya enciende luces de alerta por los riesgos de las detenciones al barrer.

Un solitario delincuente que robó una residencia de Punta del Este mientras sus moradores recibían amigos, fue capturado y sometido a la justicia penal que lo envió a la cárcel. Otro, marchó a prisión por el mismo delito, pero cometido en la zona de Maldonado Nuevo.

Un individuo tuvo la osadía de ingresar al vestuario de una pizzería, y robar del interior de la mochila de uno de los empleados, la suma de $ 3.000. El vestuario tenía cámaras y el ladrón quedó registrado por lo que fue solo cuestión de días dar con él.

Una mujer argentina de 60 años de edad, fue procesada sin prisión por un delito de atentado, tras intentar atropellar a un inspector de tránsito en Punta del Este. La mujer había sido detenida porque circulaba a contramano.

Un individuo fue a la cárcel, un año después de haber cometido un robo en un apartamento de Punta del Este; lo atraparon en Montevideo. Por otra parte, un individuo argentino tuvo el mismo destino tras robar una billetera en una oficina de la península.

Dos jóvenes de 18 y 20 años de edad, fueron detenidos poco después de haber perpetrado una rapiña en perjuicio de una mujer. Tras una intensa persecución, durante la cual abandonaron una moto y el botín, los delincuentes fueron detenidos.

El choque de este auto, desnudó el accionar de una banda local muy profesional, dedicada a los robos selectivos.Tres individuos detenidos el lunes 29 de diciembre, tras protagonizar un choque en boulevard Artigas, fueron enviados a la cárcel. Integraban una banda local dedicada a los grandes robos; entre ellos estaba Facundo Preste quien hace muy pocos meses había robado una caja fuerte en una inmobiliaria de La Barra.